El número de muertos por el tifón Rai en Filipinas supera los 400

MANILA – El número de muertos en Filipinas por el tifón Rai superó la marca de 400, dijo el viernes la agencia de desastres, mientras los funcionarios de algunas provincias más afectadas pidieron más suministros de alimentos, agua y materiales para refugios unas dos semanas después de la tormenta.

Rai fue el tifón número 15 y más mortífero que azotó a la nación del sudeste asiático este año.

Las muertes reportadas habían llegado a 405, principalmente debido a ahogamientos, árboles caídos y deslizamientos de tierra, dijo Ricardo Jalad, jefe de la agencia nacional de desastres, en una conferencia de prensa. Dijo que 82 estaban desaparecidos y 1.147 heridos.

Más de 530.000 casas resultaron dañadas, una tercera parte de las cuales quedaron totalmente destrozadas, mientras que los daños a la infraestructura y la agricultura se estimaron en 459 millones de dólares, dijo Jalad.

El tifón afectó a casi 4,5 millones de personas, incluidas unas 500.000 refugiadas en centros de evacuación, mostraron datos del gobierno. Tocó tierra como un tifón de categoría 5 el 16 de diciembre y dejó un rastro de destrucción en las provincias de Bohol, Cebu y Surigao del Norte, incluida la isla turística de Siargao y las islas Dinagat.

El tifón Rai destruyó hogares en Filipinas. Erwin Mascarinas / Greenpeace / Folleto a través de REUTERS

En las provincias centrales de Filipinas, los funcionarios gubernamentales y de desastres han estado lidiando con suministros de socorro inadecuados para miles de residentes que aún no tienen electricidad ni agua.

«Causó una destrucción masiva y fue como si se lanzara una bomba en el norte de Bohol», dijo a Reuters Anthony Damalerio, jefe de la agencia de desastres de la provincia de Bohol.

Bohol, un popular lugar de buceo, informó 109 muertes y está buscando kits de refugio, comida y agua, dijo Damalerio.

“Nuestro problema es el refugio, los que perdieron techos, sobre todo ahora que es temporada de lluvias en la provincia”, dijo el gobernador de Surigao del Norte, Francisco Matugas, al canal de noticias ANC.

La franja de destrucción de Rai revivió los recuerdos del tifón Haiyan, uno de los ciclones tropicales más poderosos jamás registrados, que mató a 6.300 personas en Filipinas en 2013.